Viernes 20.07.2018
El Bernabéu

KHIMKI 78-95 REAL MADRID

Recital exprés

El partido duró 20 minutos. La primera mitad sirvió para que los de Laso congelasen al rival con un +20 gracias a la aportación coral. Campazzo guiaba y Tavares remataba cada ataque. Los últimos dos cuartos se convirtieron en puros minutos de la basura aprovechados por los jugadores con menos dinámica. Rudy hizo suyo el protagonismo ante el pasotismo ruso.

Tavares machacando ante Khimki. Foto: Twitter (@acbom).
Tavares machacando ante Khimki. Foto: Twitter (@acbom).
  78 - 95  
KHIMKI vs REAL MADRID

Los grados bajo cero de Rusia no hicieron efecto dentro del pabellón de Khimki. Ahí salió el quinteto, ya tradicional, del Real Madrid. Los emparejamientos eran destacados. Yusta se quedaba con Shved y Tavares con Thomas. Este hacia sufrir al caboverdiano y golpeaba desde el triple para avisar a los de Laso(Así vivimos el partido en directo).

El parcial no tardó en llegar. Era un aperitivo de lo que iba a suceder después. 3-9 y el Khimki ya iba a remolque. Solo sumaban desde el triple mientras Campazzo hacía las delicias de sus compañeros merengues. Tavares se hacía grande y reinaba en la zona mientras Shved buscaba a la desesperada entonarse. Tuvieron que pasar seis minutos para que Khimki anotara de dos, dato que reflejaba la dirección del encuentro. Con Markovic como jugador despertador en las filas rusas, el Madrid golpeó como mejor sabe: con equipo. Terminaron con 14 créditos Tavares, con 8 Causeur y con 9 Thompkins para el 17-26.

Sin mucho esfuerzo el Madrid se estaba gustando. En el segundo cuarto el que saltó caliente a la cancha fue Gill. No había héroes en los pupilos de Bartzokas y emergió él. Varias jugadas individuales rompían la zona blanca. Mientras tanto, sus compañeros de equipo focalizaban el peligro en un perímetro que ahora les daba la espalda. Con un partido loco, los beneficiados no fueron otros que los triplistas merengues. Primero Carroll y luego Taylor, cómo no desde su esquina, pusieron la comodidad con el 22-33. De ahí al descanso solo hubo una cosa: dominio extremo del Real Madrid. 31-51 y partido muerto.

SEGUNDA PARTE: MINUTOS DE LA BASURA

Tremendamente aburrida fue la segunda mitad por completo. Ambos habían firmado la paz. Ni Khimki ni sus aficionados creían en la remontada. Eran 20 puntos de diferencia contra uno de los mejores equipos del continente que estaba teniendo, además, una tarde maravillosa. Monia, veterano y capitán de los rusos, fue el único que intento arreglar mínimamente la situación. Pero ni con esas. El juego lucia por su ausencia en los dos bandos y el dato era preocupante: ninguno anotaba 10 puntos pasados seis minutos. Terminó 18-16 el tercer cuarto sin nada que contar y con la distancia que se mantenía.

El último cuarto sirvió para que aumentase la estadística individual de cada protagonista. Por el Khimki se salvaban Shved y Gill mientras que en el Real Madrid todos se querían sumar al festival. Las rotaciones se instauraron y los que menos habían jugado los primeros 20 minutos tuvieron su oportunidad. Fue el caso de un Rudy insoportable para la defensa amarilla. Hizo del triple su arma y terminó con 18 puntos. En esos minutos de la basura extendidos se vio acompañado por el sempiterno Reyes que se fue a los 15 de valoración, Causeur que lo aumentó hasta los 19 y un Doncic que con poco cerró con 16 de valoración. El ridículo local lo evitaron Honeycutt -clavado desde el triple en los últimos cinco minutos- y Thomas. El Madrid sigue entre los cuatro primeros con un recital exprés.

KHIMKI MOSCÚ 78-95 REAL MADRID

Khimki Moscú: Shved (23), Anderson (6), Jenkins (3), Thomas (10), Gill (9) -cinco inicial- Honeycutt (17), Vialtsev (0), Zaytsev (2), Markovic (0), Monia (5), Zubkov (3).

Entrenador: Georgios Bartzokas.

Real Madrid: Campazzo (8), Yusta (4), Causeur (11), Thompkins (8), Tavares (11) -cinco inicial- Carroll (10), Taylor (6), Doncic (10), Maciullis (0), Reyes (7), Rudy (16), Randle (4).

Entrenador: Pablo Laso.

Árbitros: Radovic, Mogulkoc, Difallah.

Hora: 17-26 | 14-25 | 18-16 | 29-28

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 17 de Euroliga que se disputó en el pabellón Mytischi Arena (Rusia).

Comentarios