Martes 22.05.2018
El Bernabéu

CHAMPIONS LEAGUE

La estrategia del PSG: ambiente infernal y presionar a los árbitros

La victoria por 3-1 del Real Madrid en el Santiago Bernabéu deja al PSG en el alambre. A los parisinos solo les queda la carta de remontar en el Parque de los Príncipes y ya han empezado a calentar la vuelta del próximo 6 de marzo. La estrategia es clara: que el ambiente sea un infierno y presionar a los árbitros.

Los jugadores de PSG y Madrid hablan con Rocchi tras el penalti sobre Marcelo. Foto psg.fr
Los jugadores de PSG y Madrid hablan con Rocchi tras el penalti sobre Marcelo. Foto psg.fr
La estrategia del PSG: ambiente infernal y presionar a los árbitros

El megaproyecto del PSG se ha tambaleado tras la derrota sufrida en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid. Los de Zidane se impusieron con autoridad en una noche para el recuerdo y dejaron encarrilada la eliminatoria de cara al Parque de los Príncipes. A los de Emery solo les queda una carta y ya calientan la vuelta del próximo 6 de marzo.

La consigna es clara: hacer que el ambiente sea un infierno para el Real Madrid en París y condicionar a los árbitros con sus quejas sobre la actuación de Giuseppe Rocchi. Tanto Emery, como sus jugadores, como Al-Khelaïfi incidieron en estos dos aspectos tras el término del partido y tienen tres semanas por delante para que sus mensajes tengan calado entre la afición y el arbitraje.

EL VESTUARIO ALIENTA A LA AFICIÓN

Los jugadores del PSG no dan la eliminatoria por perdida. Pesos pesados del vestuario parisino han querido tranquilizar a su afición con mensajes como el de Neymar que decía: "Aún no ha terminado". O Dani Alves que fue más claro: "Si el Real Madrid quiere pasar de ronda va a tener que jugar muy bien en la vuelta". Verratti o Rabiot también alentaron a su afición para llegar con confianza a la vuelta. "Va a ser muy duro para el Madrid", fue una de las frases que más sonó en zona mixta.

Y es que el PSG prepara una encerrona al Real Madrid. Ya durante la ida promovieron los actos de sus ultras en la capital española y se pretende que estos, con sus cánticos, bengalas y demás parafernalias ayuden a intimidar a la expedición merengue en París. El Parque de los Príncipes será una encerrona y un infierno para aupar a los suyos hacia una remontada que sería histórica.

EL JEQUE Y EMERY, CONTRA EL ARBITRAJE

Pero también el PSG ha mandado un mensaje a los árbitros. Al-Khelaïfi, el jeque del club, cargó duramente contra Rocchi y cree que "ayudó al Real Madrid". Emery fue el otro eje de los palos al arbitraje. "Si el árbitro hubiera sido un juez equilibrado, podíamos haber empatado o incluso ganado", dijo tras el encuentro. Sea quien sea el colegiado de la vuelta se trata que este llegue condicionado al partido.

Cristiano se reconcilia con el Bernabéu: ''Sentimos su calor'' by footbie.com

Comentarios