Martes 19.06.2018
El Bernabéu

REAL MADRID

Florentino Pérez dice que Rubiales echó a Lopetegui en "una absurda reacción de orgullo mal entendido"

El presidente del Real Madrid compareció en la presentación de Julen Lopetegui como nuevo entrenador. Las intenciones quedaron claras en la primera frase: en el club querían esperar a finalizar el Mundial para hacer oficial el fichaje del técnico vasco, pero en la RFEF las formas fueron totalmente opuestas a las que Rubiales ha asegurado ante los medios.

Florentino Pérez, en la presentación de Julen Lopetegui
Florentino Pérez, en la presentación de Julen Lopetegui
Florentino Pérez dice que Rubiales echó a Lopetegui en "una absurda reacción de orgullo mal entendido"

Florentino Pérez fue el primero en tomar la palabra durante la presentación de Julen Lopetegui como nuevo entrenador del Real Madrid. El presidente de la entidad merengue dejó claro que no ha habido en ningún momento ningún trato desleal del club blanco en la incorporación del ya exseleccionador. Algo que se ha intentado transmitir desde la Federación Española con las declaraciones y contradicciones constantes de Luis Rubiales. Un sinfín de mentiras fácilmente comprobables con sus propios actos y comunicados.

"El acto lo queríamos llevar a cabo tras finalizar el Mundial y con España como campeona. Pero una serie de circunstancias nos hace estar hoy aquí", empezaba explicando el mandatario merengue. No quiso dejar ningún aspecto sin aclarar en un perfecto discurso para defender la imagen del Real Madrid y que se extendió durante varios minutos.

El objetivo era aclarar cómo se llevó el acuerdo entre el Real Madrid y Julen Lopetegui. Paso a paso y con total transparencia. Según dijo, primero se alcanzó "un acuerdo para trabajar juntos en cuanto finalizara el Mundial y siempre respetando las cláusulas y los términos de su contrato". Posteriormente, Florentino Pérez comunicó a Rubiales el acuerdo en "lo que debería ser un acto de normalidad" y que "así parecía ser al principio".

Pero el máximo mandatario del fútbol español pegó un volantazo radical en su actitud. De la noche a la mañana, literalmente, modificó su discurso y prácticamente la realidad. A pesar de haber emitido un comunicado en el que se confirmaba que la Federación había estado al tanto de todo, Rubiales lo calificó como un error, algo que sorprendió a Florentino Pérez. "El presidente de la RFEF dio una respuesta desproporcionada e injusta", apuntó. Además, calificó la reacción como "absurda" y de "orgullo mal entendido". 

Y es que no es la primera vez que un seleccionador ficha por un club, algo que el dirigente recordó: "Muchos medios de comunicación se han hecho eco de los seleccionadores que han firmado durante la historia contratos con equipos antes o durante de un gran torneo". Algunos ejemplos como el de Miljanic salieron a escena. Los datos también daban la razón al mandatario merengue.

Florentino Pérez, sin embargo, intentó restar protagonismo a esas polémicas una vez dada su explicación. Tras ello se centró plenamente en las cualidades del entrenador que cogerá las riendas del Real Madrid durante las próximas tres temporadas.

Julen Lopetegui y Florentino Pérez

"Has sido jugador del Castilla, del Madrid y entrenador de los dos equipos. Hoy asumes la responsabilidad de entrenar a un equipo que es leyenda", rememoraba Florentino Pérez. Una trayectoria que quizá no ha sido tan larga como la de otros veteranos, pero cuyos resultados han sido muy positivos. El primer filial merengue, el Oporto y las categorías inferiores de la Selección han sido sus banquillos.

"Hoy regresas a tu casa después de haber logrado la clasificación al Mundial de Rusia con España sin perder un sólo partido. Es un día de sentimientos contrapuestos. Sé que soñabas con el Mundial. Querías convertir a España en campeona del mundo, pero también tenías el sueño de entrenar al Real Madrid. Todos los aficionados y jugadores te brindarán", le aseguró a Lopetegui. Una definición clarividente de un perfil de la casa y que mantiene la línea de Zidane. El vasco conoce lo que es el club merengue y lo ha vivido desde dentro.

También hubo palabras hacia todos los jugadores del combinado nacional. Florentino dejó claro que el fichaje, a pesar de las explicaciones de Rubiales, no iba a afectar "lo más mínimo en su rendimiento deportivo" y que debido a la destitución de Lopetegui "se ha truncado el trabajo y esfuerzo de dos años". Pese a todas las críticas que se han recibido en los últimos dos días por una campaña orquestada, el presidente no tiene duda de que el nuevo entrenador va a "sentir el apoyo y cariño" de todo el Real Madrid.

Comentarios