Miércoles 18.07.2018
El Bernabéu

MUNDIAL DE RUSIA 2018

El Real Madrid, camino al Mundial: solo puede quedar uno

La gran final del Mundial de Rusia enfrentará a las selecciones de Francia y Croacia el próximo domingo 15 de julio. Esto deja claro que, por lo menos, un jugador del Real Madrid se proclamará campeón del mundo. Los nombres propios son los de Varane por parte de los franceses, y Modric y Kovacic por parte de los balcánicos.

Varane celebra su gol. Foto: Twitter (@equipedefrance)
Varane celebra su gol. Foto: Twitter (@equipedefrance)
El Real Madrid, camino al Mundial: solo puede quedar uno

Francia y Croacia son las dos selecciones que han superado todos los obstáculos para darse cita el próximo domingo 15 de julio en la gran final del Mundial de Rusia. El pasado martes, los hombres de Didier Deschamps derrotaban a Bélgica con un tanto solitario de Samuel Umititi, que con un cabezazo en el minuto 51 ponía en 1-0 definitivo en el marcador.

El miércoles de la misma semana, los croatas forzaban la prórroga contra Inglaterra para lograr una remontada histórica, con un gol de Mario Mandzukic en el minuto 109, que sellaba el pase de los balcánicos al partido decisivo para conocer al campeón.

Modric y Kovacic celebran el pase a cuartos del Mundial

De esta manera, sea quien sea el conjunto nacional que se alce con el trofeo, al menos habrá un jugador perteneciente a la plantilla del Real Madrid que se proclame campeón del mundo. Por parte de Francia, destaca el nombre de Raphaël Varane, mientras que en la selección croata, Modric y Kovacic harán todo lo posible para que sea Croacia la que goce del privilegio de terminar de conquistar Rusia.

Se presenta un duelo apasionante en el que el joven central francés del equipo blanco pretenderá seguir siendo el cerrojo defensivo que ha sido hasta ahora, con Samuel Umtiti como pareja de lujo, y hacer que el asedio de centros que hagan los croatas sobre su área no lleguen a buen puerto.

GANA EL MADRID

Por su parte, Modric seguirá siendo la brújula y el motor de los balcánicos en la creación del juego, como pieza indiscutible para abrir espacios junto con Ivan Rakitic, y con un Mateo Kovacic que también podría contar con minutos y aprovechar su oportunidad con la velocidad y la conducción de balón que tanto le caracteriza. Pase lo que pase, al menos un madridista alcanzará la gloria.

Comentarios