Domingo 24.06.2018
El Bernabéu

TERTULIAS

La invención de Maldini: "Si se lo hubieran pedido de verdad, Rubiales no hubiera cesado a Lopetegui"

El exseleccionador nacional se pondrá manos a la obra y comenzará a planificar la temporada junto a la directiva merengue a partir de este viernes. Sin embargo, su destitución todavía sigue latente y Maldini, en El Partidazo de COPE, ha hablado sobre ello, manifestando que sus pupilos no hicieron la fuerza necesaria para detener su cese.

Maldini, especialista en fútbol internacional. Foto: cope.es
Maldini, especialista en fútbol internacional. Foto: cope.es
La invención de Maldini: "Si se lo hubieran pedido de verdad, Rubiales no hubiera cesado a Lopetegui"

Julen Lopetegui acaba de llegar al Madrid y, de inmediato, tendrá que ponerse a trabajar. Después de ser presentado en el Santiago Bernabéu, el de Asteasu ya ha advertido que, a partir de mañana, arrancará la temporada 2018/2019 y estará en Valdebebas para empezar a perfilar los distintos frentes abiertos que tiene el club blanco -fichajes, planificación deportiva, cesiones, salidas y pretemporada-. Después de un día que ha calificado como el más duro de su vida después del fallecimiento de su madre, Lopetegui ha podido, por fin, respirar y comenzar a ver la luz al final del túnel.

Ya piensa en clave Real Madrid. Todo lo contrario que Julio Maldonado, más conocido como Maldini, que ha continuado hablando de la destitución del ya exseleccionador nacional. Un tema que el mismo Lopetegui ha querido zanjar ya en rueda de prensa, diciendo que le deseaba lo mejor al grupo que había dirigido en estos dos últimos años y reconociendo que animaría "como un español más" desde su casa. Pero Maldini no parece querer olvidarse de esta situación tan desagradable para todo el madridismo.

LAS PALABRAS DE MALDINI 

Durante su intervención en El Partidazo de COPE, Maldini ha manifestado que "si se lo hubieran pedido de verdad a Rubiales, no hubiera cesado a Lopetegui", algo totalmente falso que ha provocado alboroto entre el resto de tertulianos, al no tener ni pies ni cabeza. Los jugadores trataron por todos los medios de evitar el despido del técnico vasco y solo el empeño de un Luis Rubiales, con ganas de protagonismo, pudo forzar el desenlace final.

Comentarios